Cuarta victoria al hilo



Parada brava, como casi todas en esta divisional. El conjunto local venía de una derrota, necesitado de un triunfo que le permita mantenerse en los puestos de arriba. Mientras Oeste en franca remontada, anímica y futbolística, no quería dejar pasar la chance de seguir escalando peldaños.

Arrancó mejor el verde que a los 7 minutos ya se encontraba en ventaja con un gol de Núñez, otra revelación canterana que en su primer partido como titular pudo mojar tras una buena acción individual de Giaccone.

Duro golpe para el anfitrión que si bien apretó, no fue lo suficientemente conciso para inquietar a Miño más que por algún centro cruzado, un córner o tiro libre.

La línea de fondo bien plantada con el inmenso Grana y el firme Cáceres en ambos laterales, más el dueto Arena-Díaz, daban tranquilidad.

En el medio Nico Gómez ya asentado como "EL" número cinco fue el encargado de comerse su sector y darle a Mosca y Torres la rienda suelta para la tarea creativa y buscar la sociedad con el "Griego" Ellacópulos, encargado de poner al 2 a 0 a los 36.

 

Ferro se fue al descanso con una buena ventaja y mostrándose más firme que el dueño de casa.

Sin embargo al inicio del complemento, Parisi logró descontar y en un minuto cambiar por completo los planes a largo plazo de todo un trámite.

Los Matadores apretaron el acelerador y eso obligó a tomar recaudos por parte de la dupla Branda-Kohan que cedió el balón de manera inteligente, apostando al desgaste del oponente y a liquidar el pleito con salidas rápidas.

Lo pudo cerrar con más holgura Ferro, pero se apuró a la hora de la definición. 

Finalmente fue un triunfo justo y bien elaborado que viajó a Caballito para mantener el espíritu fortalecido en el intento de dar el batacazo ante Boca en La Rioja y más que nada el objetivo de ingresar en zona de reducido.










FOTOS: Daniel E. Silva para Ferro Energía Verde.


Escribir un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente