Prensa Ferro Carril Oeste

Respira Ferro al menos por unos días. 

Es que pudo traerse un puntito de San Martín cuando estaba al borde de seguir perpetrándose en posición de descenso directo.

Una genialidad del "Pocho" Román, otro golazo del pibe de oro verdolaga,  nos hizo olvidar por un instante lo mucho que veníamos pariendo el trámite con Chaca.

El conjunto local que se adelantó en el marcador al inicio del complemento aprovechando un horror táctico de Oeste, pudo haber liquidado ahí nomás el pleito si se lo proponía.

Pero quizás confiado en la excesiva inocencia ofensiva del verde, el Funebrero cedió la pelota y se relajó sin esperar que un gol de otra galaxia le arruinara la fiestita que estaba armando su público.

Respira Ferro pero no puede relajarse.

Si bien podemos otorgar cierto beneficio de la duda por el contexto del match y el rival, estuvimos a 10 minutos de volver destrozados a Caballito.

Por el momento la dupla Branda-Kohan no encuentra el remedio necesario para paliar un poco las malas decisiones de pretemporada. De a ratitos uno se esperanza, pero todo se diluye en un "fulbito" de mucho toque y pocas nueces.

Respira Ferro. Pero sigue sin ganar.

Podremos cantar victoria el próximo domingo?