Un "pinchazo" que no inmuniza


Ferro cayó como local ante Estudiantes de Buenos Aires que llegaba con un plantel diezmado por positivos de Covid-19. Finalizó en la octava y última posición de la Zona A, contabilizando 2 victorias y 7 derrotas.
A pesar de tan magra campaña, el Verdolaga sigue con posibilidades de pelear un ascenso cuando la semana próxima inicie la serie de playoffs donde enfrentará a Gimnasia de Mendoza, a un sólo partido y en cancha neutral.

Da para ilusionarse? El optimismo del hincha y la esperanza de que alguna especie de transmutación metafísica revierta el juego pálido que viene ofreciendo el conjunto del "Gordo" Cordon dicen que sí.

Pero la objetividad periodística y el análisis futbolístico que hemos llevado durante este último tiempo, nos hablan de un pronóstico no tan favorable y echan por tierra cualquier expectativa complaciente al sueño de Primera.

Los errores que cometidos por la última línea de Oeste ante un equipo de emergencia presentado por el "Pincha" de Caseros y la inseguridad mostrada por Avellaneda en el arco, no deberían reiterarse en una instancia de eliminación directa si se quiere progresar.

La tibieza en el aspecto ofensivo, invocando únicamente a una aparición fortuita de Toloza en el área rival y a la chispa y cierta inventiva que le puedan aportar los canteranos como Ramírez o Airala, es otro ítem a considerar.

Cada ataque de Ferro se vuelve previsible, lento y siempre dependiente de las ideas que se le puedan caer a pibes que están poniendo la cara por el bajo rendimiento de la parte experimentada de la plantilla.

De la cohesión colectiva y la maquinaria aceitada que Jorge Cordon supo conseguir en la pre-pandemia, queda muy poco. Un buen resultado ahora depende de que Ferro sea muy efectivo en las pocas situaciones de peligro que genera por partido y que el rival tenga una muy mala tarde.

Y sin embargo, presentando su pobre legajo, habrá una chance más para redimirse y contagiarnos de un virus casi tan cruel como el que atraviesa todo el planeta: la quimera de volver.

















Fotos: Daniel Silva para Ferro Energía Verde




Escribir un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente