De emergencia a terapia intensiva

Ni triste ni vergonzosa. Tediosa resultó la actuación de un Ferro que sigue extrañando actores principales en enfermería y a otros emigrados. Fue vencido ante un conjunto "Bohemio" que también llegaba al Arquitecto Etcheverri con la imperiosa necesidad de despegar en la pelea por el ascenso.
 

Los primera media hora de juego estuvo revestida de bastante paridad en las acciones, con pocas llegadas en cada bando. Apenas un remate de Asprea yéndose desviado por el palo derecho de Rago y las insinuaciones de Atlanta que lograba vencer las espaldas de los zagueros de Oeste pero sin alcanzar profundidad. 


En esa tendencia al desconcierto defensivo del verde, apareció Milton Giménez a los 31' para encargarse de romper la monotonía de la noche. Superando a Gabriel Díaz en el borde del área chica y con un formidable cabezazo abrió el marcador, engrandeció a su equipo y sumió en el caos total a los dirigidos por Jorge Cordon.

A los 40' fue Valdez Chamorro el que con un remate cruzado desde la medialuna, a simple vista débil, aumentaría el marcador en gran parte gracias a la tardía y lenta reacción de Andrés Bailo. 

El poco criterio de Ferro para tratar el balón y su falta de actitud demostrada en el primer tiempo fue ligeramente remendada en la etapa complementaria. El pibe Ramírez con algo de desfachatez trataba de generar sociedades con Asprea y Pulicastro o fomentar el ataque por la derecha juntándose con Grana y subsanar en cierto modo la intrascendencia de Busse, alejado totalmente de la función creativa o el manejo de los tiempos que con su experiencia debería demostrar.

Mientras el verde dilapidaba sus oportunidades, tibias pero más concretas, para lograr el descuento, Atlanta no relegaba su condición dominadora del trámite y perdía sus chances de liquidar de pleíto.

Poco a poco, y con el reloj apremiando, se fue desvaneciendo la tarea del local que a falta de 15 minutos para el pitazo final ya probaba suerte con cuatro variantes: Souto, Maidana, Pugh, Chávez por Miranda, Gómez, Pulicastro y Busse.

Cuando el 2 a 0 parecía ser un resultado bastante benéfico para un equipo que podría haber sido brutalmente goleado en su propio campo, Dramisino, luego de un blooper de Giménez, dio la última estocada de la formación de Villa Crespo para oscurecer aún más el panorama de un tren descarrilado que ni optando por la camiseta negra de insignia innovadora pudo ahuyentar los fantasmas.

DESDE EL BALCON


Lamentablemente debido a disposiciones difusas y prohibitivas del Ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires y la inoperancia y falta de gestión de los dirigentes de los clubes porteños del ascenso, los medios partidarios no podemos acceder a la cobertura de los partidos que se disputan hacia puertas adentro de la Avenida General Paz.
Por ello, y gracias a la enorme gentileza de la familia Spinelli, ENERGIA VERDE y la transmisión de FERRO EN RADIO (AM 670 - Radioconectividad.com.ar), pudimos desde su balcón lindero al estadio estar lo más cerca posible del encuentro para llevar a cabo nuestra humilde tarea de 20 años informando al socio y al hincha.
Deseamos que la penosa situación sea revisada y todos los canales de difusión independientes de los clubes del ascenso volvamos a situarnos en un palco de prensa: el lugar donde hoy deberíamos haber trabajado.









Fotos: Daniel E. Silva para Ferro Energía Verde.



Escribir un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente