En la tercer jornada del torneo Centro-Sur Americano de Clubes, el conjunto femenino de Ferro se enfrentaron a las anfitrionas y campeonas brasileras de Concórdia y cayeron por 27-21.



De antemano se sabía que este partido iba a ser de los  más difíciles en el certamen. Sin embargo a pesar de un comienzo complicado, en el que Concórdia ganaba 6 a 0 en 5 minutos, Ferro se rearmó defensivamente y logró asentar el desarrollo de su mejor handball.
Salvadó abrió el arco para dar paso a un parcial de 4-0 que las puso en partido. Dos buenas intervenciones de Vanesa Romero en el arco frenaron el aluvión local y Carbia aprovechó para anotar dos golazos y reducir la brecha a dos goles.
Llegando a los 23' minutos Crivelli puso a Ferro a tan solo un gol de empardar el score. Pero un buen cierre del rival hizo que el primer tiempo finalizara finalizar abajo por 12-8.
Las dirigidas por Juan Martín Bertaina arrancaban el complemento con grandes esperanzas. Si bien las brasileras se mostraban con un poco más de resto físico y preparación de las que pudieron haber gozado sus pares argentinas gracias a los "desorganizadores" del torneo, las verdolagas lucharon siempre contra las adversidades y nunca, ni en los peores momentos del match, claudicaron en su filosofía e iban al frente sin temor alguno.
En el complemento, fueron más certeras las concordienses para exprimir una ventaja promedio de 5 goles que le permitió cierto oxígeno y así llevar las riendas de un trámite que pudo dominar, pero dónde también tuvo mucho para preocuparse porque Ferro nunca dió el brazo a torcer.
Con la derrota final de 27-21 se cerró la tercer fecha y mañana será turno de enfrentar al conjunto chileno de Vieux Gaulouis.