(Foto: Ferro Energía Verde)
Ferro sigue implacable no sólo en el campeonato oficial sino también en su andar de la Copa Argentina. Por este certamen venció en la noche del miércoles en cancha de Alvear a Deportivo Morón 7 a 0.
El Verdolaga arrancó dominante desde el inicio y ya en los primeros 5 minutos logró imponer una ventaja de dos goles. Esto le permitió manejar lo hilos del trámite con calma para lastimar en los momentos justos. Antes de irse al descanso llegarían dos goles más para justificar la buena producción verdolaga. En el complemento, Morón fue en busca del descuento para ponerse en partido, pero le fue imposible. De esa desesperación, Ferro sacó provecho y terminó sellando en Parque Avellaneda una goleada que lo clasifica a octavos de final, dónde se enfrentará con Alvear que eliminó en tanda de penales a Las Heras.
Los goles de Oeste fueron convertidos por Pérez Leiva en dos oportunidades, completando Vera, Amas, Coronel, Zadorozne y Cermeño.

La palabra de Sebastián Espigares (DT)

"Por suerte los chicos están respondiendo y se encuentran motivados. Tenemos que seguir trabajando porque esto es muy largo y hay que estirar la racha.
Cuando aceptamos dirigir junto a Pablo, lo hicimos desde el conocimiento que teníamos con los jugadores y comenzamos a trabajar desde la confianza en ellos. Se nos fueron dando los resultados y eso nos posibilitó trabajar más tránquilos. Sabemos que tenemos un grupo en formación y enfrente hay equipos con más poderío. Por eso esperamos de llegar lo más lejos posible en la Copa y de mejor manera a los playoff en el campeoanto, que es un mata-mata, y ahí veremos como estamos".