Quinta victoria al hilo para alcanzar la punta


El conjunto de Alvaro Castiñeira debía ganar su encuentro ante La Unión para alcanzar a San Lorenzo en la punta de la Conferencia Sur. Y así lo hizo. Remontando un marcador adverso logró hacerse del triunfo y encender al Héctor Etchart que empieza a saborear nuevas noches de gloria.

Luego de la caída en Formosa el 27 de Marzo, la maquinita verdolaga emprendió un camino victorioso dónde fue disminuyendo semana tras semana la brecha con los "cuervos" en la tabla de posiciones.

Apoyado en el gran nivel de Jonathan Maldonado, Franco Balbi y Ramón Clemente, pero sobre todo en un aporte colectivo dónde la rotación fue fructífera, Ferro pasó de ser una esperanza a una realidad consolidada.

No hubo rivales accesibles en estos últimos 15 días. En primer lugar, Weber vino a Caballito con la chapa de Subcampeón de América. Y si bien la mayor parte del trámite el verde tuvo el dominio absoluto, un final parejo dónde los bahienses redujeron el marcador a 3 puntos, el equipo sacó a relucir su carácter para enderezar el camino y alegrar a su hinchada.

Después llegaba el clásico de clásicos de La Liga. Frente a un Atenas de pobre presente, también se dió una dura batalla, pero en la que Ferro siempre sacó a flote la situación. Fue un duelo clave, por la historia recíproca con el rival y la necesidad que ambos tenían: uno para seguir en racha, otro para levantar cabeza. Otra muestra de carácter del verdolaga para seguir inflando anímicamente al plantel y encarar la gira por Córdoba.

Allí tocaba en primera instancia el siempre complicado Instituto. Y lo fue nuevamente. Hasta que Franco Balbi en el epílogo de la noche clavó dos triplazos que le dieron aire a Oeste y una razón más para seguir soñando con alcanzar el liderazgo de la zona.

Otra victoria sobre Atenas en el cierre de la gira, con el bombardeo incesante de "Jony" Maldonado, puso a Ferro más cerca que nunca de alcanzar en la punta al conjunto dirigido por Julio Lamas. Sumado a la derrota que sufriera el último domingo en el "Fortín de las Morochas", dejaba a Ferro con esa hermosa presión de redondear una campaña para muchos impensada.

Con el empuje de su gente y el corazón que caracteriza a la muchachada de Castiñeira, el Héctor Etchart fue una caldera que explotó cuando la chicharra del final sonó y Ferro lograba vencer a La Unión. Tuvo que remontar un marcador adverso dónde la visita llegó a ganar por 17, y sufrir hasta los últimos segundos para desatar la locura. Con la banca aportando 37 puntos,  tareas magníficas de Lucho Tantos, Andrew Feeley, "Loku" Cuello y la frescura que por momentos dieron los pibes Gramajo y Spano, se vió más que nunca la idea de equipo que pregona el entrenador verdolaga. Todos son piezas fundamentales en el engranaje de esta maquinita.

Tras años de angustia y desazón, Ferro Carril Oeste, que ya había asegurado en Alta Córdoba su clasificación a los Play-Off,  va poniéndole la frutilla al postre a esta tremenda campaña de fase regular trepándose a la cima de la Conferencia Sur. Va sin prisa pero sin pausa, avisando que el Tricampeón no ha muerto y que está más vivo que nunca.








Escribir un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente