Misión Cumplida


Ferro concluyó por esta temporada su participación en la Liga Nacional, luego de derrotar en el Héctor Etchart a Lanús por 82-57. La ilusión de ingresar a los Play-Off quedó trunca al no darse los resultados esperados. Pero el verdolaga celebró el haber regresado a la élite del baloncesto argentino y asegurar su permanencia.
No es poco y signfica mucho. Porque tras 11 años de pelear en todas las instancias de ascenso, desde el Metropolitano hasta el TNA, Ferro tenía la oportunidad histórica de no defraudar a su gente ni a todos los amantes del básquet que celebraron la vuelta del tricampeón.
El conjunto dirigido por Alvaro Castiñeira tenía la difícil misión de, en primer instancia, de mantener al verdolaga en una Liga ultra-competitiva contra algunos equipos recargados de figuras, otros de menor jerarquía individual pero con planteles consolidados y un lote de rivales con rendimiento dispar.
Ferro, durante la etapa de partidos de la Conferencia Sur y la fase nacional, alternó entre buenos y malos momentos, poniéndolo muchas veces en zona de clasificación para los Play-Off o con el fantasma de pelear el descenso por otro. En todo este período Ferro sufrió muchos problemas con las incorporaciones extranjeras, con cortes constantes principalmente dado por bajos rendimientos, con la excepción del carismático Ramón Clemente. Además tuvo la desgracia de perder en la mitad del certámen al pivot Cristian Amicucci por una lesión, una de las figuras de Oeste.
Sin embargo y a pesar de tener un plantel acotado y de soportar rachas negativas, los dirigidos por Alvaro Castiñeira siempre supieron volver a ponerse de pie y a emocionar sus hinchas hasta el último sábado dónde derrotamos al granate.
Celebremos, porque el Héctor Etchart volvió a tener noches esas noches mágicas de Liga Nacional.
Celebremos, porque Ferro volvió para quedarse.

Escribir un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente