Al calor de la ilusión

 
Podrían haber sido tranquilamente dos o tres goles más a favor en el resultado final. Pero se ganó con lo justo a pesar de los merecimientos.
Ferro tuvo un buen comienzo, una primer media hora de juego dónde a pesar del calor sofocante no hubo inconvenientes para que se apreciara el formidable estado físico de los jugadores verdolagas, ideal para la dinámica que pretende el DT Walter Perazzo.
Douglas se plantó firme, a veces con exceso de pierna fuerte que hubieran merecido más amarillas de las que se llevaron a Pergamino, pero no lograba inquietar a la última línea verdolaga, apostada en la firmeza de Frontini y Vera en la zaga central, la corrección de Mazur por izquierda y una proactividad interesante de Aguirre con sus proyecciones.
Con la desfachatez del pibe Ojeda y la precisión de Navarro, Ferro desplegaba momentos de buen fútbol que sumado al trabajo enorme del "Pupi" Salmerón para abrir espacios y la velocidad de Leandro Díaz, preocupaban demasiado al arco defendido por Garavano.
Esa primer media hora intensa que pedía un grito de gol, tuvo su premio. De los pies de Navarro salió un pase largo para el ingreso de Ojeda en el área que baja la pelota ante la salida de Garavano, quién da rebote y Salmerón no duda en gatillar para marcar el 1-0.
A partir de ese momento creció aún más el verde y Díaz tuvo dos chances para agrandar la ventaja. No supo concretar y el telón del primer capítulo se cerraba.
Apenas iniciado el segundo tiempo, y en contraste con lo hecho hasta el momento, Ferro se durmió en el fondo y en 3 minutos la visita ponía las cosas 1-1. Nicolás López sacó provecho de que nadie había tomado su marca y con un buen reamte desde afuera del área dejó sin chances a Limosuin. Injusto por dónde se lo mire.
Por fortuna el conjunto verdolaga no cayó en la desesperación y rápidamente se recompuso. 7 minutos después Ojeda se escapa y envía un centro perfecto a la cabeza de Salmerón que no puede cambiarle la dirección y Garavano rechaza dejandole el rebote servido a Leandro Díaz que se sacó la mufa y clavó el 2-1.
Justicia absoluta.
Ferro no sacó los pies del acelerador y el pibe Ojeda tomaba la batuta del equipo con su velocidad y desfachatez. Levantaba aplausos y dejaba en el piso a los defensores pergaminenses.
A falta de 10 minutos para el cierre, y en un lapsus donde el verdolaga bajó la intensidad, apareció Cabalucci en el rojinegro para dejar en el camino a Aguirre, penetrar en el área y dejarse caer luego de que le pierna de Renzo Vera llegara tarde a su cruce. Pitazo de Testa y penal.
La acalorada hinchada pedía un baldazo de agua fría pero no esa de manera.
Desde los doce pasos se preparaba el experimentado Juan Martín para darle vida a la visita. En el arco Limousin, que aumentando más los nervios iría desplazandose hacia su palo derecho dejando un panorama descubierto al lanzador. Apenas segundos, eternos, antes que el referí de la orden, Limousin se volcó rápidamente hacia el sector opuesto para detener el disparo y hundir las esperanzas del conjunto de Quatrocci.
Con ese truco arriesgado, el arquero de Oeste contuvo en sus manos los merecimientos acumulados, permitiendo que la ilusión a construir en los próximos meses llegue intacta hasta el final.

LA PALABRA DE LOS PROTAGONISTAS
Sebastián Navarro
"Tendríamos que haberlo liquidado en el primer tiempo. Creamos situaciones pero bueno, sabemos que esto es así, ellos también juegan y ojalá que podamos corregir este aspecto. Por suerte estamos adaptándonos rapidamente a lo que pretende el técnico".
Pablo Frontini
"Complicado como todos los partidos de este torneo. El primer tiempo jugamos bien y lamentablemente en el segundo nos convierten muy rápido. Después del gol de Leandro, recuperamos la pelota, no nos desesperamos, seguimos creando peligro y pudimos marcar el tercero pero nos tocó sufrir hasta el final con ese penal. Un empate hubiera sido mentiroso.
Es importante que se haya quedado una base de la temporada anterior, y también que el Club le haya podido traer al técnico los refuerzos que el quería, todo hace que sea muy positivo a la hora de trabajar y enfrentar los partidos.
La mayor satisfacción de esta tarde es haber ganado de local, ya que la última vez nos tocó vivir acá la mayor tristeza del año y necesitabamos regalarle a la gente un triunfo más que necesario".

Escribir un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente