Nosotros te conmoveremos

San Lorenzo y Ferro disputaron un vibrante partido para abrir el año. Con mucho amor propio y convicción ganadora el verdolaga se sobrepuso a los momentos más acuciantes de la noche y terminó sellando un gran 74-70. Triunfo importantísimo de cara al próximo choque frente a Argentino de Junín, que ganó y también pretende salir de los últimos puestos de la Conferencia Sur.



El primer cuarto arrancó impreciso y con muchas dudas en ambos equipos. Ferro no podía aprovechar varias chances inmejorables que se le presentaban en ofensiva para golpear a un San Lorenzo errático en la pintura y anulado en el perímetro. Las manos se fueron aflojando y comenzó a aparecer el goleo tanto en cuervos como en verdolagas.
La defensa de Oeste comenzaba de a poco a dar cuenta de lo fundamental que se tornaría para llegar al resultado final. Así fue que con mucho esfuerzo en el cuarto inicial Ferro se impondría por dos puntos (13-15).
En el siguiente período se mantendría la constante de imprecisiones en general. Ninguno sabía sacar provecho de los errores ajenos por lo que el marcador se mantuvo ajustado al momento de llegar al descanso. San Lorenzo vencía apenas por un punto (28-27).
En el tercer cuarto Ferro comenzó a lidiar con los fantasmas de los últimos partidos de 2015. No respetó la idea orignal que le venía rindiendo frutos, se desorientó y allí entraron Hermmann y Martina para llevar a San Lorenzo 11 puntos arriba.
Si bien Amicucci estaba bien enfocado con el aro, el resto no acertaba y se complicaba acortar la brecha. Promediendo el tercer capítulo Lucho Tantos se puso el equipo al hombro y comenzó a sacar lo mejor de todos, sobre todo de Clemente que recuperó la agresividad necesaria en los momentos más adversos. Lo que parecía que iba a desembocar en un desastre, terminó dándole aire a Ferro que caía por tan sólo cuatro puntos (50-46).
Ferro tenía aire porque se convenció que podía dar más y supo subsanar las falencias antes de llegar al borde del precipicio. Serenó los ánimos y desarrolló con tranquilidad su juego echándole toda la presión a un San Lorenzo que se fue cargando de faltas y perdiendo identidad colectiva, apelando solamente a lo que podían otorgar sus individuales.
Por ahí pasaría la llave de la victoria en el último cuarto. Mientras que Ferro, aún con sus limitaciones, apostaba a mantener una coherencia y un ritmo prudente, los de Lamas se entregaban al vértigo que los hacía tomar malas y apresuradas decisiones. Metiendo un tremendo parcial de 15-0, el verdolaga dió vuelta el marcador y se encaminaría directamente hacia la primer victoria del año. Merecida y necesaria para revitalizar los ánimos y la confianza.

Síntesis
San Lorenzo 70: Gustavo Aguirre (x) 4, Lucas Faggiano 5, Marcos Mata 5, Walter Herrmann 18 y Joshua Powell 6 (fi). Bernardo Musso 5, Fernando Martina 13, Eric Flor 8 y Troy Bell 6. DT: Julio Lamas.
Ferro Carril Oeste 74: Jonathan Maldonado 18, Leandro Portillo 1, Lisandro Rasio 2, Cristian Amicucci 20 y Ramón Clemente 18 (fi). Martín Cuello 4, Luciano Tantos (x) 9, Ryan Amoroso 2 y Facundo Jerez 0. DT: Alvaro Castiñeira.
Parciales: 13-15, 15-12, 22-19 y 28-20.
Arbitros: Fernando Sampietro y Leonardo Zalazar.

Escribir un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente