Ferro no encontró el camino y cayó en San Luis

Un verdolaga que le había tomado el gustito a la victoria no pudo contra Sportivo Estudiantes y cayó por 2 a 0 en la tarde puntana. A pesar de la derrota, Ferro sigue en zona de reducido.

 

Ferro llegaba a San Luis con el envión que le otorgaban siete fechas sin conocer la derrota. Pero se encontró con un Estudiantes que golpeó a los 3 minutos de iniciado el partido por intermedio del "Ogro" Núñez. Delantero que siempre se las arregla para de alguna u otra manera amargar al verde.
Le costó al conjunto de Broggi acomodarse en el terreno ya que a pesar de tener cierta iniciativa no tenía en buen funcionamiento a Vernetti ni a Coll para el desarrollo futbolístico.
Con muy poco, salidas rápidas y centros para buscar la humanidad de Núñez, el local amenazaba con agrandar el marcador.  Pero promediando la etapa inicial Estudiantes ya no insinuaba ferocidad y le cedió la pelota a Ferro que a pesar de tomar un poco más de dominio sobre el balón, no podía descifrar la clave para encontrar al empate.
Al no mostrar signos de mejoría en la producción colectiva, en la segunda etapa Broggi entendió que debía echar mano al banco para remediar la situación. Así se producían dos cambios: el de Medina por Vernetti y el de Bazán por Aquino. El primero parecía cantado ya que por la derecha no estabamos teniendo una buena tarde: Vernetti se hallaba inmerso en un mar de imprecisiones y debaja a Incorvaia muy expuesto. Luego, la entrada del riojano se veía ideal para resolver una necesidad del mediocampo, prescindir del doble cinco para liberar un volante que se dedique a la creatividad y ayude al "Tati" Coll. Mozzo cumplía una soberbia tarea en la recuperación y hasta ponía el rostro en la ofensiva, siendo lógica la salida de Aquino.
Coll y Bazán entraron en sintonía rápidamente y Medina intentaba desbordar por su sector con velocidad y decisión. Pero fue un momento fugaz y poco a poco la idea se fue evaporando porque no llegaba a concretarse en los últimos metros. Salmerón merodeaba siempre pero le llegaban demasiadas sucias las pelotas y debía luchar más que dedicarse a definir. Mientras tanto Vizcarra seguía sin entrar en el partido y hacia los 20 minutos del complemento se iría reemplazado por Gómez. El ex Douglas Haig tampoco pesó demasiado en el juego y las intenciones de Ferro se restringían a las pocas veces que Coll y Bazán podían asociarse, las proyecciones de Mazur, la actitud guerrera de Mozzo o alguna que otra corajeada de Frontini. En ese interín Achucarro, que sobre el final se iría expulsado por doble amarilla, tuvo la posibilidad de redimir su responsabilidad en el gol de Nuñez con un cabezazo que se coló en la red pero que lamentablemente fue off-side.
A pesar que Ferro era dueño del balón, no podía llegar a la igualdad y en el epilogo de una tarde olvidable, cuando ya tenía un hombre menos, sufrió otra conquista de Estudiantes sobre la valla defendida por Limousin.  Un cachetazo para Oeste en una racha que venía dulce.
De esta manera, la locomotora que parecía imparable bajó un poquito la marcha y tendrá que tomar esta derrota como aprendizaje de cara a las últimas y definitivas seis fechas. Mientras tanto, pase lo que pase, seguimos en zona de reducido y manteniendo el sueño de volver a Primera. 

Escribir un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente